Nostalgia del Reino

no title

Es el momento, pues. Maletas hechas, esperando la hora de partir hacia el aeropuerto, y dejar, durante una semana, este continente. Me espera Nueva York tras muchas muchas horas de avión.


Share this: