Nostalgia del Reino

no title

Otro de día de jet-lag, espero que el último. Despiertas en lo que para tí son las dos de la madrugada, y te levantas para ir al trabajo, y descubres que todo está inundado de una implacable luz diurna, que no debería estar allí.

Y el primer día real en España, añorando todavía las calles de Manhattan, y preguntándome qué hago aquí.


Share this: