Nostalgia del Reino

no title

Se acabaron las Olimpiadas. Y ahora podré dejar que el polvo se acumule sobre la televisión, a llevar una vida normal, o que sea que yo tenga.



Hace algo más de una hora que terminó la ceremonia de clausura, y sigo terriblemente conmovido por lo que se vio allí al final, por el espectáculo preparado por Zhang Yimou para anunciar los Juegos de Pekín, y, sobre todo, por cómo terminó, por esa niña recogiendo el fuego, y más tarde soplando para apagarlo.



Una de esas imágenes que guardas para siempre.


Share this: