Nostalgia del Reino

Palabras sobre sueños

Dos fragmentos. No busquéis dobles sentidos, referencias a mi vida, en ellos, esta vez no los hay. Son textos poderosos, y esa es la única razón por la que están aquí. Palabras sobre sueños en días llenos de ensoñaciones.

Prestad atención a vuestros sueños, escuchadlos, aprended de ellos. Les dejaréis adquirir un poder sobre vosotros que quizás más tarde lamentéis, pero a veces no queda más remedio: el mundo de la vigilia difícilmente nos enseñará todo lo que necesitamos saber.





And I dreamed.

I was in a field of bones, when the skeleton raven came.

-Why have you ventured to the heart of the dreaming, little cat?- it asked.-There is nothing here for you.

-I have come here for justice; I have come for revelation; I have come for wisdom.

The bird flew lower, but it did not come within my reach.

-Justice?-it repeated.-Justice is a delusion you will not find on this or any other sphere. And wisdom? Wisdom is no part of dreams, lithe walker, though dreams are a part of the sum of each life’s experiences, which is the only wisdom that matters.

-But revelation? That is the province of dream. It can be yours, but only if your heart is strong.


de A Dream of a Thousand Cats, de Neil Gaiman





La “Yegua Nocturna” o “Pesadilla” es uno de los aspectos más crueles de la Diosa Blanca. Sus nidos, cuando se les encuentra en los sueños, alojados en las grietas de las rocas o en las ramas de enormes tejos huecos, están hechos con ramitas cuidadosamente elegidas, forrados con pelos de caballo blanco y plumas de aves proféticas y sembrados de mandíbulas y entrañas de poetas. El profeta Job dijo de ella: “Habitaba y permanecía en la roca. Sus crías también chupaban sangre”.


de La Diosa Blanca, de Robert Graves




Share this: