Nostalgia del Reino

no title

He tenido que dejar temporalmente a mi Petrarca. Uno no elige sus lecturas, o no lo hace normalmente. Son ellas los que nos reclaman, nos anuncian cuando su momento llega, o termina. Y estos días en los que vivo exigían algo distinto (llevo meses con Petrarca, con esa bella, pero angustiosa lealtad a un amor imposible, que cantó durante décadas), necesitaba volver a Pessoa (lo siento, Wyan: Różewicz tendrá que esperar, pero te prometo que será leído, y devuelto), a esa serena tristeza en la que yo mismo me encuentro a veces en mis momentos menos desequilibrados de los últimos tiempos.





Toma-me, ó noite eterna, nos teus braços

E chama-me teu filho.

                          Eu som un rei

Que voluntariamente abandonei

O meu trono de sonhos e cansaços.


Share this: