Nostalgia del Reino

no title

Un domingo diferente, sin salir de casa, lejos de cualquier tormenta, lejos también del mundo real, escribiendo, escuchando a Beethoven y Brahms, haciendo (y comiendo) torrijas. A veces es necesario, aislarse un poco de todo lo que, bueno o malo, nos rodea.



¿Y luego? Más de lo mismo. Llenar una maleta, despertar y ser llevado al aeropuerto. Esta vez será Sevilla la ciudad que me espera.


Share this: