Nostalgia del Reino

Aleatoriedades

Música en mi mente: el tercer movimiento de la Sonata Claro de Luna, de Beethoven. Presto agitato. Perfecta descripción de mi extraña vida en estos extraños tiempos



Wyan introdujo anoche, ya de madrugada, el término acciones aleatorias para describir uno de los componentes de esas épocas en las que tu vida parece tan errática como la mía ahora.Uno, me dijo, tiende a quemarse cuando realiza demasiadas acciones aleatorias. Y me describió una etapa similar de su vida, y recordamos otra de las mías, una surrealista noche en Torrejón.



Ha sido un gran fin de semana, pero, cuando contemplo desde la distancia algunos de sus momentos (redactando en la calle, de madrugada, un complicado contrato con los términos de una apuesta sobre la existencia de dos palabras; con E. allanando una discoteca vacía antes de su apertura, contemplando sus vacías salas; el mismo hecho de pasear un domingo de madrugada hablando sobre la aleatoriedad de tu vida, cuando tienes que despertar al día de siguiente antes de las siete) todo adquiere un aspecto austeriano, irreal, de estar absolutamente fuera de control.

En ocasiones siento miedo pensando adónde me llevará esto.





Incluso mi aspecto ha cambiado: una barba ha cubierto mi rostro. Mi vida ha sido tan frenética en los últimos tiempos (Presto agitato) que no he podido tomar un tiempo para ese ritual que es el afeitado. Una tarde me miré al espejo, y allí estaba, el chico barbudo. Se ha dicho de mí que vuelvo a tener un aspecto demasiado estudiantil. Esa barba no cubría mi rostro desde que salí de la universidad, en otra época extraña de mi vida.

Pero creo que le dejaré quedarse.






Share this: