Nostalgia del Reino

Promesas

El siglo XX nos engañó, nos hizo muchas y hermosas promesas, y se fue sin cumplir la mayoría de ellas, nos abandonó. Nos dejó perdidos, esperando todavía que regrese, que termine su labor. Pero, ¿sabéis? Esas promesas tenían fecha de caducidad, y pasó. Es un mundo nuevo.



Y debemos exigirle cosas diferentes. Debemos exigirle nuevas promesas al nuevo siglo, aunque sea difícil, aunque quizás nuestro lenguaje aún no las contenga.


Share this: