Nostalgia del Reino

Burbujas

A veces me resulta tan irreal… Comenzamos juntos la carrera, casi todos en aquel grupo de primera hora, con Abellanas augurándonos un futuro negro, con las clases de media hora de Willy, y la velocidad demencial de MA.
Y la acabamos juntos, todos (salvo una oveja descarriada que terminó en Inglaterra haciendo cosas de circuitería, y que, pese a ello, osa hacerse pasar por físico) en Fundamental, sometidos al acoso dementador de Galindo y Carlos Moreno, saltándonos incontables clases para jugar nuestra larguísima partida de Vampiro.

¿Y después? Casi todos abandonamos la ciencia. Amagos de doctorado, matrículas en Matemáticas… pero nada serio. Y nos vendimos… y ahora algunos trabajamos incluso para bancos o ejércitos, y todos ganamos cifras que no son naturales para gente de nuestra edad. Que quizás no sean siquiera naturales para gente de ninguna edad. Y nuestras vidas son fáciles, y nuestros problemas sencillos.

Y a veces siento que vivimos en burbujas, lejos lejos del mundo real, protegidos por nuestras nóminas, nuestros iPods y PlayStations, nuestros viajes.

Y a veces siento que no es real.

Y a veces siento vergüenza, por esta facilidad, por esta suavidad con que todo se desarrolla, por flotar en nuestras burbujas.


Share this: