Nostalgia del Reino

no title

Creo que la estación fue, en otros tiempos, Príncipe Pío. Pero ahora está en ruinas, oscura, llena de barro y escombros. La única otra persona en el andén es una niña, que juega con una rana; una rana grande, brillante, una rana perfecta. Un tren llega, y la rana salta a las vías. Yo la miro asustado, temiendo que el tren la aplaste, o que la niña la siga. Pero todo sale bien, y el tren se marcha, y la rana sigue intacta. Y es entonces cuando la niña baja, y rescata a la rana, y también a una gran tortuga y una langosta de un feroz rojo.


Muy a menudo sueño con trenes, estaciones, viajes…


Share this: