Nostalgia del Reino

Crisis

En estos días, la gente me pregunta por la crisis. La económica, o la mía. Ambas llegaron a la vez, salvajes, crueles, arrasándolo todo a su paso.

Respecto a ambas, respondo lo mismo. Que son demasiado terribles para limitarnos a poner parches, cambiar unas pocas normas, y esperar a que pase la tormenta para seguir como antes. Que se han cometido errores grandísimos que hay que solucionar. Y que, ya que han sucedido, hay que tomarlas como una oportunidad para hacernos mejores, más grandes, καλὸς κἀγαθός. O, como aquel médico judío le decía a Jack Lemmon: Be a mensch!.

Temo que nuestros políticos serán demasiado cobardes como para dar al capitalismo las reformas que necesita, para crear un sistema más estable y más justo; pero yo no lo voy a ser. Ya no.


Share this: