Nostalgia del Reino

La idea de Europa

Algo vital si queremos seguir adelante en la construcción de Europa es saber qué es. ¿Se trata simplemente de geografía, de cubrir desde el Algarve a Estambul, desde Islandia (¿o Groelandia?) hasta los Urales? ¿Y Chipre, o Rodas, son Europa?
¿O se trata de ese delirio que muchos defienden de la Europa cristiana? Con este criterio la que fue capital del Imperio Romano durante mil años, no sería europea.

Para mí Europa son las ruinas Imperio Romano, todavía calientes más de cinco siglos después de su caída definitiva. Cuando cayó el Imperio de Occidente, en el 1229 de la fundación de Roma, se entró en un estado de confusión que todavía dura. Poco más de tres siglos después, Carlomagno se proclamaba Imperator Romanum gubernans Imperium (que no Imperator Romanorum, para no ofender al emperador de Bizancio, cuyo título era Βασιλεύς των Ρωμαίων). Desde entonces hubo emperadores en Occidente hasta la época Napoleónica. También Napoléon se proclamó emperador, aunque se conformó con un modesto emperador de los franceses. Después, los emperadores alemanes se llamarían Kaiser, César.
En oriente, el Imperio duró mil años más, hasta que Bizancio cayó en poder de los Otomanos. Aunque también podemos considerar que duró cinco siglos más: el sultón otomano tomó el título de “Emperador de Roma”, por lo que el Imperio habría durado hasta el 2676 de la fundación de Roma.

La actual Unión Europa no es más que un intento inconsciente más de recuperar nuestra patria perdida, nuestra Roma. Por eso me parecen ridículos y erroneos los intentos de dejar fuera a Turquía. Y no sólo Turquía: Líbano, Israel, incluso Egipto o Marruecos tienen mucho más que ver con la la identidad europea real que Ucrania o Bielorrusia.


Share this: