Nostalgia del Reino

De la Reforma Constitucional

No acabo de entender, me temo, por qué toda la izquierda (porque el PSOE hace mucho que no cuenta como tal) se ha puesto tan furibundamente en contra de la propuesta de reforma electoral.

Este es el texto:



Artículo 135

1. Todas las Administraciones Públicas adecuarán sus actuaciones al principio de estabilidad presupuestaria.

2. El Estado y las Comunidades Autónomas no podrán incurrir en un déficit estructural que supere los márgenes establecidos, en su caso, por la Unión Europea para sus Estados Miembros. Una Ley Orgánica fijará el déficit estructural máximo permitido al Estado y a las Comunidades Autónomas, en relación con su producto interior bruto. Las Entidades Locales deberán presentar equilibrio presupuestario.

3. El Estado y las Comunidades Autónomas habrán de estar autorizados por Ley para emitir deuda pública o contraer crédito. Los créditos para satisfacer los intereses y el capital de la deuda pública de las Administraciones se entenderán siempre incluidos en el estado de gastos de sus presupuestos y su pago gozará de prioridad absoluta. Estos créditos no podrán ser objeto de enmienda o modificación, mientras se ajusten a las condiciones de la Ley de emisión. El volumen de deuda pública del conjunto de las Administraciones Públicas en relación al producto interior bruto del Estado no podrá superar el valor de referencia establecido en el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea.

4. Los límites de déficit estructural y de volumen de deuda pública sólo podrán superarse en caso de catástrofes naturales, recesión económica o situaciones de emergencia extraordinaria que escapen al control del Estado y perjudiquen considerablemente la situación financiera o la sostenibilidad económica o social del Estado, apreciadas por la mayoría absoluta de los miembros del Congreso de los Diputados.

5. Una Ley Orgánica desarrollará los principios a que se refiere este artículo, así como la participación, en los procedimientos respectivos, de los órganos de coordinación institucional entre las Administraciones Públicas en materia de política fiscal y financiera. En todo caso, regulará: a) La distribución de los límites de déficit y de deuda entre las distintas Administraciones Públicas, los supuestos excepcionales de superación de los mismos y la forma y plazo de corrección de las desviaciones que sobre uno y otro pudieran producirse. b) La metodología y el procedimiento para el cálculo del déficit estructural. c) La responsabilidad de cada Administración Pública en caso de incumplimiento de los objetivos de estabilidad presupuestaria.

6. Las Comunidades Autónomas, de acuerdo con sus respectivos Estatutos y dentro de los límites a que se refiere este artículo, adoptarán las disposiciones que procedan para la aplicación efectiva del principio de estabilidad en sus normas y decisiones presupuestarias.

Disposición adicional única

1. La Ley Orgánica prevista en el artículo 135 de la Constitución Española deberá estar aprobada antes de 30 de junio de 2012.
2. Dicha ley contemplará los mecanismos que permitan el cumplimiento del límite de deuda a que se refiere el artículo 135.3.

2 (sic). Los límites de déficit estructural establecidos en el 135.2 de la Constitución Española entrarán en vigor a partir de 2020.

Disposición final única
La presente reforma del artículo 135 de la Constitución Española entrará en vigor el mismo día de la publicación de su texto oficial en el Boletín Oficial del Estado. Se publicará también en las demás lenguas de España.





A día de hoy, no sé si votaría, de poder hacerlo, a favor o en contra, pero, en realidad, sólo hay una palabra que no apruebe: es ese absoluta. Quítala, y estoy a favor. Pagar los préstamos no puede tener prioridad absoluta. Deben estar por delante la educación, la sanidad, las pensiones… todos los gastos básicos. Pero si entiendo que tenga prioridad sobre organizar unas Olimpiadas, pagar la asignación de la Casa Real, o incluso cosas realmente importantes, como invertir en infraestructuras.

Pero la oposición viene por la mera idea de limitar el déficit en épocas normales, y se nos dice que esto causará un daño terrible al estado del bienestar. Entonces ¿el estado del bienestar sólo se puede pagar con un déficit eterno, con deudas siempre crecientes hasta terminar como Grecia? La idea es ridícula.

El estado del bienestar no se paga con déficit, se paga con impuestos. Pero en España los impuestos son un tabú, y el fraude fiscal es algo cutural. En el año que llevo como propietario de un piso he vivido con asombro algo que ya sabía: el que se da por hecho que vas a usar dinero negro, que vas a evadir impuestos. A cualquier profesional que contrates has de pedirle que te cobre el IVA, porque se supone que no lo va a hacer. No es una oferta que te susurren a escondidas, sino que ¡si quieres hacer las cosas de forma legal tienes que pedirlo expresamente!, para recibir siempre una cara de asombro, un ¿en qué mundo vive este?.

Nuestro estado del bienestar es viable subiendo los impuestos, y yo aplaudiré a quien proponga hacerlo (y yo, siendo un empleado, con un buen sueldo, pero no lo bastante bueno para acogerme a las triquiñuelas de los ricos, sería de los más afectados); eso, y luchando contra el fraude, y eliminando deducciones y trampas legales que permiten no pagar a quienes más tienen.

Respecto al tema de exigir referendum, a mí no me importa demasiado, pero entiendo que para muchos sea importante, y tienen mi apoyo.

Sólo hay un detalle que me resulta indignante de todo esto: el que durante años la Constitución pareciera las Tablas de la Ley, algo sagrado e intocable, sobre todo para el PP, y que ahora se pueda reformar tranquilamente en unas semanas.

Share this: