Nostalgia del Reino

El artista, mi sofá, el café y Twitter

Otro sueño:

Tenía un invitado en casa, un prestigioso artista, pero un hombrecillo insoportable, cargado de sí mismo. Estábamos juntos, sentados en el sofá, viendo lo que parecía una versión moderna de Mazinger Z, y tomando un café. En un momento dado, el artista decidió que no le gustaba el café, alzó su taza, y lo derramó lentamente sobre el sofá.

Yo le contemplo estupefacto, y furioso, pero no digo nada. En vez de eso, tomo el iPhone, y comienzo a despotricar en Twitter


Share this: