Nostalgia del Reino

But it is not your own Shire

“I knew that danger lay ahead, of course; but I did not expect to meet it in our own Shire. Can’t a hobbit walk from the Water to the River in peace?”
“But it is not your own Shire,” said Gildor. “Others dwelt here before hobbits were; and others will dwell here again when hobbits are no more. The wide world is all about you: you can fence yourselves in, but you cannot for ever fence it out.”

J.R.R. Tolkien, The Lord of the Rings


Una de las muchas cosas en las que me ha sonreído la fortuna es en que el que de verdad considero mi país desapareció hace más de quinientos años, tras más de un agónico milenio de decadencia que lo había hecho irreconocible, cambiando su capital, su idioma, su religión… Afortunadamente, creo. Así me he librado de las tonterías de patrias, banderas y victimismos.

Los países pasan, y son todos, sin excepción, entidades imaginarias, dañinas, y completamente inútiles salvo para divertirte un rato viendo las Olimpiadas. Compadezco a quienes aún no han aprendido esto. Quedan las rocas, el agua, el cielo sobre ellos. Quedarían los árboles, si los seres humanos no fuéramos tan bárbaros.


Share this: