Nostalgia del Reino

Del honor divino


El cuadro, de Tiziano, muestra a Artemis matando a Acteón, tras convertirlo en venado, como castigo por haberla visto bañándose. Los dioses saben cuidar de ellos mismos, y vengarse cuando se consideran ofendidos.

El propio Yahweh, cuyo culto se ha vuelto tan popular en los últimos siglos, ya demostró en su día que podía ser vengativo y vengar las afrentas que se le hacían, expulsando a sus creaciones del paraíso, enviando lluvias de fuego para aniquilar ciudades de pecadores, un diluvio para aniquilarlos.

Y tú, ¿quién crees que eres para ejecutar la justicia de tu dios, para hacer algo que tú afirmas que él ha hecho repetidamente en el pasado? ¿tan débil le consideras? ¿está ya gastado por los años y ya no es capaz de defenderse el mismo? ¿o te consideras tú su igual, para tomarte por tu mano su justicia? ¿tan sabio te crees para saber qué ofende a tu dios y que no? ¿si uno de tus hijos, en uno de esos momentos de crueldad que todos los niños tienen, insulta a la madre de uno de sus compañeros de juego, estarías de acuerdo en que el otro niño le matara?


Share this: