Nostalgia del Reino

Viajar

“El hombre no tiene necesidad de viajar para crecer; lleva consigo la inmensidad. Un acento escapado de vuestro pecho no conoce medida y halla eco en miles de almas: quien no tiene dentro de sí esta melodía, en vano la pedirá al universo. Sentaos en el tronco de un árbol abatido en el corazón del bosque: si en el profundo olvido de vosotros mismos, en vuestra inmovilidad, en vuestro silencio no encontráis el infinito, es inútil que os perdáis por las riberas del Ganges”

François de Chateaubriand, Memorias de Ultratumba

Sí. Pero a veces necesitas viajar para aprender a escuchar esa melodía que llevamos dentro, para aprender a mirar fuera de nuestra maquinal rutina, escapar y renunciar, aunque sea por una semana, al terrible Moloch.

Y en Madrid no hay árboles, no hay inmovilidad, no hay silencio.

(la imagen la tomé yo en el Templo de Apolo, en Delfos, en el otoño del 2008)


Share this: